Dolor de Hombro

Remedios Naturales Para El Dolor de Hombro

Todo dolor, como es normal, altera tu tranquilidad y paz. El dolor de hombro no es la excepción, y es que esta articulación se puede ver afectada fácilmente debido a que es la de mayor movilidad de todo el cuerpo humano. El gran movimiento que puede tener esta parte de nuestro cuerpo  es gracias a que tiene un grupo de cuatro tendones  que llevan como nombre el manguito de los rotadores.

Estos pequeños tendones son supremamente sensibles a cualquier cambio brusco que puedas sufrir.  Es por esta razón, que debes estar atento si sufres  cualquier anomalía en esta parte de tu cuerpo.

El estar inflamados, haber sufrido daños óseos o tener dolor alrededor del manguito puede ser señal que algo no anda bien en tu hombro.  Si te pasa algo de lo que hemos mencionado anteriormente,  te recomendamos que practiques algunos de los remedios naturales que te daremos a continuación.

Dolor de Hombro
Dolor de Hombro

Hielo

Si tienes intenso dolor de hombro, lo primero que debes hacer es suspender cualquier tipo de movimiento, ya que de no ser así, puedes empeorar las cosas, provocándote incluso una lesión.  Debido a que el frío es desinflamante, puedes aplicar cubitos de hielo sobre tu  hombro, 3 veces al día, cada de una de más o menos 15 minutos. Esto ayudará a disminuir tu dolor.

Infusión de manzanilla

Las flores de manzanilla son buenísimas para mejorar el dolor de cualquier tipo de  articulación. Lo que debes hacer es colocar a hervir una cantidad moderada de estas plantas en un litro con agua, una vez que haya hervido, lo tapas y dejas que poco a poco disminuya la temperatura.

Cuando  esto suceda, te aplicas el agua de manzanilla en forma de pañitos sobre la parte afectada, esto se puede hacer una vez hayan transcurrido 24 horas de haberte aplicado hielo por última vez.

Aceite de oliva

El aceite de oliva también es uno de los mejores desinflamantes naturales. Con este aceite te puedes hacer masajes circulares muy suaves en el área afectada, ¡Ya verás cómo en poco tiempo disminuye el dolor y la hinchazón!

Hojas de repollo

Las hojas de repollo son otro de los remedios naturales efectivos para curar tus hombros de cualquier dolor. Estas hojas son un calmante natural y desinflamante por naturaleza.  Lo que se debe hacer es machacar las hojas y colocarlas con vendas para que se sostengan por un buen rato.

Calor

El calor también puede servir muchísimo, lo que se aconseja es colocar un cojín eléctrico o una almohadilla con gel de calentar, y esto podrá calmar temporalmente el dolor en tu hombro. Aunque no es la cura definitiva, podría ser de gran ayuda en un caso de emergencia.

Es importante que tengas en cuenta que es indispensable consultar a tu médico en caso que el dolor de hombro persiste. Existen también ejercicios de rehabilitación que te puedes practicar tú mismo con muchísimo cuidado, y esto te ayudará no sólo a aligerar tu dolor, sino también a generar movimiento en la articulación, ya que si el hombro se deja totalmente quieto por mucho tiempo, puede llegar a quedar rígido, y ahí sí sería muy doloroso moverlo.  De no ser nada grave lo que esté provocando tu malestar, algunos de los siguientes ejercicios te quitarán tu malestar de manera eficaz y definitiva.

  • Hacer movimientos generales de manera circular de atrás hacia delante de manera muy suave. Esto ayudará a que tu hombro no se quedé estático y el dolor sea menos fuerte.
  • Estirar el antebrazo del hombro dolorido hacia adentro y hacia afuera.  Asimismo hacia arriba y hacia abajo.
  • También puedes apoyar la mano del hombro lesionado suavemente sobre una superficie plana, una mesa plana puede servir.

Esperamos que los remedios o ejercicios antes mencionados sean de tu ayuda. Pero no olvides que de persistir el dolor, debes consultar a tu especialista de confianza.

Fuente: http://mejorconsalud.com

Te Gustó esta Publicación? Compártela con Tus Amigos en Facebook!




Usted es libre de navegar por cualquiera de las páginas de esta web, de la forma que lo desee, con la condición de que acepte lo siguiente: La información que se incluye en estas páginas no sustituye a una recomendación médica profesional ni a un tratamiento supervisado por un médico. Los aspectos que aquí se exponen y los temas que se tratan son aspectos generales que pueden ser o no aplicables a su caso. Cada caso es especial y tiene unos condicionantes específicos que pueden hacer que un tratamiento determinado sea o no aplicable a usted. Los responsables de esta página le recomiendan que antes de seguir cualquier tratamiento, consulte antes con su médico o con un profesional cualificado.